AGROEVOLUCIÓN

23/09/2019

PROTOCOLOS NERTHUS

Establecemos relaciones emocionales con los alimentos que comemos. Según el dicho popular, “hay que comer para vivir, y no vivir para comer”. Comer no solo es una necesidad fisiológica, sino uno de los grandes placeres de la vida. Aunque los alimentos entran por la boca, los placeres de la comida residen principalmente en el cerebro. 

El acto de comer es una compleja experiencia multisensorial ya que no solo reúne las sensaciones captadas por los sentidos como sabores, texturas, olores y colores, sino también se nutre de otras sensaciones como sonidos, recuerdos, expectativas, la presentación o el nombre de los platos e incluso intervienen ideales éticos sobre la forma en que han sido producido el alimento.

Hoy en día, muchos productores agrícolas se tienen que enfrentar a las altas exigencias que impone el mercado de la alimentación. El nuevo consumidor ya no solo requiere los habituales parámetros de calidad como el color y la firmeza del producto. Ahora escoge las frutas y las verduras según nuevos parámetros entre los que incluyen, en primer lugar, la salud y en segundo lugar tanto la procedencia como la forma en la que se han cultivado y manipulado los alimentos.

Los protocolos Nerthus han sido creados para aportar soluciones a estas estrictas demandas del mercado. Se trata de guías específicas de calidad adaptadas para cada cultivo que contienen una combinación de soluciones destinadas tanto a la defensa del cultivo como a la estimulación de los procesos fisiológicos que intervienen en los patrones de calidad del producto final. Estas guías de cultivo están dirigidas a mejorar las propiedades organolépticas, nutricionales y nutraceúticas del producto cultivado permitiendo acceder a mercados exigentes y de alto valor económico.

 

 

Un programa Nerthus puede cubrir las necesidades de las plantas a lo largo de todo el ciclo del cultivo, pero destaca por contener soluciones específicas en aquellas fases de desarrollo en las que se generan las características nutricionales, organolépticas y nutraceúticas del alimento, así como las que le confieren otros parámetros de calidad como los relacionados con la textura, color, forma y calibre.

Desde el punto de vista de la producción, los protocolos Nerthus son listas de soluciones destinadas a proteger y estimular la producción de una forma sostenible, utilizando soluciones respetuosas con el medio ambiente y minimizando el uso de materias activas para obtener niveles de residuos muy inferiores a los límites máximos establecidos. El programa de control de plagas y enfermedades incluido en los protocolos Nerthus está diseñado para cumplir con los requisitos impuestos por los supermercados europeos más exigentes, así como los establecidos por países fuera de la unión europea donde los límites máximos de residuos difieren de los establecidos en Europa y deben ajustarse a los del país de destino.

Los protocolos Nerthus se actualizan a partir de la información técnica y de residuos obtenida internamente. Además, Nerthus cuenta con la colaboración de técnicos de diferentes explotaciones con dilatada experiencia en la producción, comercialización y explotación de productos agrícolas. 

Nerthus pretende conseguir con sus protocolos que accedas a mercados de alto valor económico. Tendrás a tu disposición una propuesta de valor que incrementa los parámetros de calidad de tu cosecha enriqueciendo, además, sus propiedades sensoriales y nutricionales. Todo ello llevado a cabo con un programa de protección de cultivos que aumente el rendimiento de tu producción y te permita obtener un perfil de residuos satisfactorio acorde a los requerimientos más estrictos del mercado. De esta forma, podrás conseguir conectarte con las última tendencias de una sociedad cada vez más concienciada con lo que come y con la forma con la que se produce.