DOP

26/09/2019

¿Cómo obtener una Denominación de Origen Protegida en España?

Con la mirada puesta en conseguir el acceso a los mercados de consumo más exigentes, cada vez son más aquellos que buscan en sus productos el reconocimiento que garantiza a los consumidores una calidad excepcional tanto en la materia prima del producto como en su proceso de elaboración.

Las Denominaciones de Origen identifican productos de una calidad diferenciada porque están sujetos a condiciones de calidad especiales y a unas exigencias superiores requeridas para el resto. Estas circunstancias permiten a estos productos gozar de un factor de diferenciación y de competitividad con el resto debido al valor añadido que le aportan estas particularidades.

Una Denominación de Origen Protegida (DOP) determina que el producto es originario de un lugar concreto y tiene características exclusivas de un medio geográfico particular con todos los factores inherentes a él. Además, sus fases de producción tienen lugar en su totalidad en la zona geográfica definida. Así es como se define la Denominación de Origen Protegida en el Reglamento (CE) 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo.

Obtener una DOP significa que todos aquellos productos que se acogen a ella están comprometidos a mantener la más alta calidad del producto con técnicas de elaboración tradicionales. Para obtener una DOP se necesitan las siguientes condiciones:

  • El nombre con la denominación de origen
  • Descripción y características físicas, microbiológicas, químicas y organolépticas del producto.
  • Delimitación de la zona geográfica concreta.
  • Elementos que prueben que el producto es originario de ese lugar
  • Elementos que justifiquen el vínculo entre producto y zona geográfica
  • Descripción de método de obtención del producto y los métodos locales, constantes y cabales, así como la información relacionada con el envasado realizado en el medio geográfico delimitado para salvaguardar la calidad, garantizar el origen o asegurar el control.
  • El nombre y dirección de los organismos u autoridades encargados de verificar el cumplimiento de lo indicado en las condiciones
  • Cualquier norma específica de etiquetado para el producto
  • Los posibles requisitos que deban cumplirse en virtud de disposiciones comunitarias o nacionales.

El listado del 1 de enero de 2019 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación comprende un total de 102 DOPs agroalimentarias, siendo Andalucía la comunidad autónoma que más posee con un total de 33, entre las que encontramos el vinagre de Jerez o la miel de Granada. En el resto de España aparecen productos como el queso manchego, el pimentón de La Vera, el aceite de la Comunidad Valenciana o los nísperos de Callosa D’En Sarrià.

Una de las ventajas que ofrece la Denominación de Origen Protegida es que los productores conseguirán acceder a nuevos mercados de alta calidad y dispondrán de una protección legal contra aquellos que pretendan elaborar un producto similar sin dichos estándares de calidad o que sean producidos en otro lugar geográfico, aunque sean las mismas materias primas.

Pero, la principal ventaja que ofrecen las Denominaciones de Origen Protegidas es la posibilidad de garantizar al consumidor un alimento de características exclusivas que se convierte en una experiencia única e irrepetible cuando es consumido.